domingo, 14 de abril de 2013

Los jardines colgantes de Babilonia

Recreación ideal de los jardines colgantes de Babilonia

Los Jardines Colgantes de Babilonia, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, fueron construidos en el siglo VI a. C. durante el reinado de Nabucodonosor II en la ciudad de Babilonia, a orillas del río Éufrates. El rey quiso hacer a su esposa Amytis un regalo que demostrara su amor por ella y le recordara las hermosas montañas de su tierra tan diferentes de las grandes llanuras de Babilonia.


Estaban situados junto al palacio del Rey al lado del río, para que los viajeros los pudieran contemplar ya que el acceso estaba prohibido. Desde la más alta de las terrazas se situaba un depósito de agua desde el cual corrían varios arroyos. Los Jardines Colgantes de Babilonia en realidad no "colgaban";el nombre proviene de una traducción incorrecta de la palabra griega kremastos o del término en latín pensilis, que significa no justamente "colgar" pero si "sobresalir", como en el caso de una terraza o de un balcón. El geógrafo griego Estrabón describió los jardines en el siglo I a. C.:

“Éste consta de terrazas abovedadas alzadas unas sobre otras, que descansan sobre pilares cúbicos. Éstas son ahuecadas y rellenas con tierra para permitir la plantación de árboles de gran tamaño. Los pilares, las bóvedas, y las terrazas están construidas con ladrillo cocido y asfalto.”

Cuando Alejandro Magno llegó a la ciudad en el siglo IV a.C., los jardines ya estaban parcialmente en ruinas siendo destruidos por el rey Evemero en el año 125 a.C.


1 comentario: