sábado, 31 de mayo de 2014

Zossen: el complejo subterraneo del alto mando alemán

A unos 40 km al Sur de Berlín, se encuentra la pequeña localidad de Zossen-Wünsdorf;  aquí se situaba el complejo de bünkers "Maybach I y II" así como el gran búnker de telecomunicaciones "Zeppelin", el complejo que constituía el centro de operaciones del OKH (Oberkomando des Heeres o Alto Mando del Ejército).

El 2 de Febrero de 1933,  el Reichspostminiterium (RPM) recibió la orden de que “en el caso de el RWM (Reichswehrministerium) transfiera su sede de Berlín y que la central telefónica de Berlín cesase sus operaciones, se pretende hacer uso de Wünsdorf, cerca de Zossen, como centro del tráfico de comunicaciones”.  Los trabajos preparatorios para esta decisión ya habían sido realizados por el OHL (Oberkonado des Heeresleitung, Alto Mando de la Reichswehr),  para que en caso de conflicto armado la Reichswehr pudiese operar desde Zossen ya que existía una conciencia de peligro de acciones militares por parte de Francia, Polonia o Checoslovaquia en respuesta al  programa de rearme alemán. Así pues, durante el verano de 1933 esta decisión del OKH llevó a instar al RPM a preparar un centro de control de la red de comunicaciones en Zossen.

planos del bunker Zeppelin

Los inicialmente modestos requerimientos del alto mando militar se multiplicaron considerablemente durante el periodo siguiente para  mantener el paso de los vertiginosos planes de expansión anuales del Truppenamt y del Estado Mayor, incrementados en composición y amplitud. Esto tendría el lógico efecto sobre el tráfico de comunicaciones en el área de Berlín, donde los Altos Mandos de la Luftwaffe, la  Kriegsmarine y el Ejército habían establecido sus cuarteles generales. De esta forma, a principios de 1934, comenzarán enormes trabajos de construcción de redes de comunicación y dos años después un extenso anillo de cable rodeaba Berlín no sólo cumpliendo con los crecientes requerimientos de la expansión de las líneas de comunicaciones, sino también con la necesidad de los militares de protección de estas líneas de comunicación contra los efectos de armas. En Julio de 1934 el RPM fue informado sobre la decisión que había tomado el RWM de crear un sitio similar al ampliado “Plan Zossen” en el campo de entrenamiento de tropas de  Ohrdruf, cerca de Gotha, en base a la directiva de Movilización y combate que entraría en vigor el 1 de noviembre de 1934 y que demandaba la preparación de un lugar similar en el oeste. En 1936 los dos comandos recibirán sus nombres encubiertos: Zossen pasará a denominarse “Zeppelin” y Ohrdruf “Olga”.


exterior del complejo "Maybach I"
El 7 de marzo de 1937 el RPM informaba que los trabajos en el búnker de comunicaciones “Zeppelin”  habían comenzado, asegurando los accesos a la zona y comenzando la perforación de los pozos. El proyecto contemplaba la construcción de un segundo búnker, “Hektor”, situado aproximadamente a un kilómetro del búnker “Zeppelin” y reservado exclusivamente para las necesidades de transporte del ejército, pero en diciembre de 1937 debido a los acuciantes problemas para la adquisición de los materiales necesarios en todos los proyectos de construcción, se decidió prescindir de “Hektor”. Pero el proyecto no sólo se encontraría con problemas logísticos derivados de la falta de materiales de construcción, sino también de otro tipo de problemas. Inicialmente, estaba previsto su comienzo operacional como hub de comunicaciones para 1939, pero los controles de seguridad de la Gestapo en la selección de personal de las empresas de construcción ralentizó las obras y así, de los aproximadamente 1000 trabajadores necesarios sólo había disponibles unos 200 en 1938.



Esta situación motivará que el RPM, junto con el OKH presente una queja ante el Alto Mando de la Wehrmacht (OKW, Oberkomnado des Wehrmacht)  el 30 de abril de 1938 en la que así mismo se informaba del retrasó la finalización del búnker a 1940; la reacción del Jefe del OKW no se hizo esperar y presentó una protesta inusualmente dura al Reichsführer-SS Himmler. Como resultado, los cambios que entraron en efecto inmediatamente produjeron un aumento perceptible en el ritmo de las obras de construcción. El 29 de septiembre de 1938 el RPM podía informar que los trabajos marchaban a buen ritmo.

BUNKER DE COMUNICACIONES "ZEPPELIN"

Inicio de la construcción

Marzo de 1937


Entrada en servicio

Junio 1939

Coste de construcción

Entre 25-35 millones de Reichmarks

Coste del equipamiento técnico

Entre 20-25 millones de Reichmarks

Espacio total: 4.861,35 metros cuadrados


sección longitudinal: 117.0 x 22.20 m (2.597,40 metros cuadrados)

sección anexa 40,40 x 55,90 m (2.263,95 metros cuadrados)
Grosor de paredes


muros externos: 1.60 m (3.20 en algunas secciones)
muros de pasillo: 1.00 m
muros de las estancias: 0.40 - 0.80 m

Grosor de techos

techo superior: 3.00 m
techo inferior: 1.00 m

La anulación del proyecto “Hektor” y la consiguiente re-ubicación de la sección de transportes del ejército en el búnker "Zeppelin", impuso un completo replanteamiento de los planos de construcción en la segunda mitad de 1938. Para poder hacer sitio  a las necesidades adicionales de equipamiento de comunicación sólo tenían una solución posible, ya que los trabajos en la sección longitudinal ya estaban prácticamente finalizados, extender el búnker 21 metros más a lo largo. Más cambios afectaran a los túneles de conexión y sus estaciones terminales, cuya construcción no se había iniciado por los cambios de 1938; la terminal norte-accesible por los vehículos- con su escalera que conduce directamente al búnker y montacargas- asumió la función de la entrada principal. Originalmente se planeaba utilizar este sitio para erigir un pequeño edificio sin acceso al búnker como “tapadera”.

interior del bunker "Zepplein" en la actualidad

interior del bunker "Zepplein" en la actualidad

interior del bunker "Zepplein" en la actualidad

interior del bunker "Zepplein" en la actualidad

Así pues el edificio constaba de una sección longitudinal de dos niveles de 117x22 m y de un anexo de 57x40 m de tres pisos. La instalación incluía gran número de centralitas de comunicaciones, terminales y centrales telefónicas, amplificadores y transformadores, baterías y equipos de apoyo junto a kilómetros y kilómetros de cableado. Asimismo, disponía de un avanzado sistema neumático para el correo, con un tubo que recorría las paredes de todo el búnker  y los complejos "Maybach".

Central telefonica del bunker "Zeppelin" en 1942
Todas estas dificultades y cambios en el proyecto, supondrían a finales de 1938 un serio peligro para su puesta en marcha operacional en el periodo previsto inicialmente, estimándose que no podría ser operativo antes de mediados de 1940. Durante una inspección de las obras el 17 de diciembre de 1938, el Comandante en Jefe del Ejército otorgó al proyecto la máxima prioridad, ordenando que las instalaciones debieran estar listas para su ocupación no más tarde del 1 de mayo de 1939. Pese a esto, los trabajos para testar las líneas de comunicación comenzaron el 24 de mayo de 1939.

Además del búnker de comunicaciones “Zeppelin”, también se construirán dos complejos de búnkers conocidos como “Maybach I” y “Maybach II”, entre 1938 y 1940 para instalar al Alto Mando del Ejército alemán. Mientras que "Maybach I" se construyó muy próximo a "Zeppelin", "Maybach II" se situó aproximadamente a 1 km de distancia. Ambos complejos se comunicaron mediante pasajes subterráneos en 1939.




“Maybach I”, que bordea el complejo “Zeppelin”, consistía en 12 edificios, idénticos en planta y construcción; “Maybach II” presentaba 11 edificios. Sus dimensiones exteriores aproximadas eran de 36x16  metros construidos como simples típicas casas alemanas de campo como camuflaje, aunque en realidad bajo ese revestimiento se trataba de edificios construidos a base de cemento armado. De esta forma, el techo de 80 cm de espesor fue recubierto con las típicas tejas y los conductos de filtrado de aire fueron camuflados como chimeneas. 



Interiormente, la disposición de  estos edificios de planta baja y ático se configuraba en numerosas habitaciones, accesibles por unos pasillos longitudinal y transversal y se utilizan casi exclusivamente como áreas de trabajo. Por debajo de estos edificios, bajo el suelo, la superficie sobre el terreno se duplicó en número y disposición en cada uno de los dos niveles de búnker situados bajo el suelo. Unas puertas de acero, que se sellaban en caso  de peligro, separaban los dos niveles inferiores de los niveles sobre la superficie. Todos los edificios del complejo "Maybach I" estaban conectados  entre sí y con el pasaje sur de acceso al búnker "Zeppelin" por un túnel-anillo subterráneo. En la actualidad sólo se conserva el armado interior.



El 22 de agosto de 1939 a las 22 hrs, tras poner en marcha la red de comunicaciones, se pasará de operar en modo de prueba a operaciones en tiempo de guerra. El personal del cuartel general del ejército ocupará el complejo “Maybach I” el 26 de agosto de 1939, con las comunicaciones plenamente operativas. 
Durante la guerra se construirán 19 torres-refugios antiaéreos diseñados por Leo Winkel; su  disposición dispersa y su inusual forma de cono, salvará numerosas vidas. Aunque la mayor parte de estos refugios antiaéreos fueron destruidos por los soviéticos, aun quedan varios en pie.




A partir de principios de 1945, el complejo albergará el Cuartel General de la Wehrmacht (Wehrmachtfürungsstab o WFSt). Prueba del éxito de su diseño y construcción es que todos los búnkeres del complejo salieron indemnes del bombardeo aliado del 15 de marzo de 1945; aunque otros edificios del complejo resultaron destruidos o seriamente dañados, los búnkeres solo presentarán daños superficiales.  El rápido avance del tercer Ejercito de tanques de la Guardia Roja hacia el sur de Berlín provocará el pánico y una caótica evacuación del complejo en las últimas horas del 20 de abril de 1945. Esta precipitada evacuación no permitió organizar la de demolición del complejo, que cayó en manos soviéticas prácticamente intacto y plenamente operativo.

 En el verano de ese mismo año todo el equipamiento técnico del búnker "Zeppelin" fue completamente desmontado y trasladado a la Unión Soviética, permaneciendo el búnker completamente vacío y desocupado hasta los años 60.  En 1961 el búnker será reabierto y adaptado como refugio atómico por las fuerzas soviéticas de ocupación, establecidas en Zossen desde el final de la Guerra, permaneciendo en servicio hasta principios de los 90.

Entrada al complejo construida por las tropas de ocupación sovieticas


Actualmente, el complejo puede visitarse y resulta muy interesante, aunque solamente puede hacerse con guía en alemán (todos los días a las 14.00 hrs.) Pero no sólo puede verse este complejo, sino que también cuentan con un pequeño museo de la guarnición (fue sede desde 1910 de varios regimientos de infantería y desde 1935 del 5º Reg. Panzer ) y varios búnkers antiaéreos tipo Winkel (uno de ellos puede visitarse en dos de sus plantas).



También puede interesarte: 

viernes, 2 de mayo de 2014

Garum: la salsa que valía su peso en oro

El garo (del latín garum, y éste del griego γάροv ) era una salsa de pescado muy popular entre los romanos antiguos, que la utilizaban para aliñar toda clase de alimentos (en lugar de verter unos granos de sal sobre la comida, se ayudaban del garo para proporcionarles un sabor salado) y como un ingrediente muy cotizado de su cocina (de forma semejante a como hoy en día emplean las cocinas asiáticas la salsa de soja). Aunque tuvo su gran apogeo en el mundo romano, procede del mundo griego del que toma su nombre: garos o garon, por el nombre del pez del que se adquirían sus intestinos para la fabricación, la caballa. De él decía Marcial: "recibe esta salsa preciosa, regalo que debes tener en mucho aprecio, pues se trata de la primera sangre del escombro que esta expirando".


factoría romana de garum en Almuñecar
Pero, ¿Qué era el garum? : un subproducto de la salazón, pues se hacía con las partes blandas del pescado que se eliminaban al limpiarlo tales como los intestinos, hipogastrios, gargantas, huevas, sangre... a las que se añadían peces enteros pequeños. No se trataba de un ingrediente para su consumo directo, sino que se utilizaba como un saborizante en multitud de recetas de cocina. Esta mezcla se introducía en salmuera y se exponía al sol durante largo tiempo, a veces meses. En algunas zonas del sur de España, se le añadía hiervas aromáticas como el cilantro, el hinojo, el eneldo o la hierbabuena y si se quería acelerar el proceso se calentaba artificialmente.Una vez concluido el proceso de fermentación, se introducía en cestas muy tupidas, donde se le dejaba para que filtrase; el líquido consiguiente de esta filtración, el mas preciado, era denominado liquamen, una salsa de pescado muy apreciada por su calidad; al resto, de peor calidad, era conocido como hallec. 

Casiano Baso, en su libro Geoponica o extractos de agricultura (siglo V d,C), detalla como era el proceso de su elaboración:

El llamado “liquamen” se obtiene como sigue: se echan las vísceras de los peces en un recipiente y se salan; también pequeños pececillos como pejerreyes, salmonetes de fango pequeños, chuclas, boquerones o los que tengan un aspecto diminuto, todos se salan igualmente y se conservan en salmuera al sol, removiéndose con frecuencia. Cuando hayan permanecido en la salmuera un verano, se saca de ellos el “garum” de este modo: se mete en el recipiente lleno de dichos pececillos una gran cesta tupida y el “garum” se infiltra en la cesta y así pasado por el tamiz de la cesta, se recoge el denominado “liquamen”; el residuo sobrante se convierte en “hallec”. Pero los “bitinios” lo preparan así: coges chuclas, mejor pequeñas que grandes, o en su defecto boquerones chicharros, caballas o incluso “hallec” o una mezcolanza de todos ellos, los echas en una mesa de panadero, donde se suele amasar la harina y los amasas echando por cada modio de pescado dos sextarios itálicos de sal, de manera que se mezclen con la sal; tras dejarlo una noche, échalo en un recipiente de barro y ponlo al sol sin tapar durante dos o tres meses, removiéndolo periódicamente con una vara, después de lo cual tápalo y guárdalo durante dos o tres meses. Algunos añaden también por cada sextario de pescado dos de vino añejo. Además, si quieres consumir inmediatamente el “garum”, o sea no ponerlo al sol sino hervirlo, harás como sigue: Salmuera líquida verificada de manera que al echar un huevo flote (pero si se hunde es que todavía no tiene sal bastante); echa luego en una olla nueva el pescado con la salmuera, adicionando orégano, y ponla al fuego preciso hasta que hierva, es decir hasta que empiece a evaporarse un tanto; algunos añaden también arrope; a continuación, ya frío, viértelo en un colador, echando sobre éste dos o tres veces los mismos hasta que salga limpio, tápalo y guárdalo. Pero el mejor “garum”, el denominado “haimátion”, se hace así: se cogen vísceras de atún junto con las agallas, el jugo y la sangre y se le esparce la sal que necesiten; se dejan en recipiente y a los dos meses como mucho se perfora éste y sale el “garum” denominado “haimátion”

Según traducción de María José Mena (Libro 20. cap. 46)

Su fabricación hacia famosos a los países en los que se producía. Es un error muy común pensar que existía una fórmula única pero en realidad el sabor y nombre del garum variaba según el pescado que le sirviera de base: podía hacerse con gambas, ostras o cualquier otro molusco o marisco también con lubinas y morenas, si se hacia con anchoas ("maena") era "muria", y si a base de chanquetes llamados ("apua") el resultado era la salsa "añex".Mezclado con vino, vinagre, pimienta, aceite o agua, servía para aliñar otros manjares. Así cada tipo de garum tenía su propia seña de identidad, su "denominación de origen", que lo hacía inconfundible.

Solía decirse que abría el apetito y facilitaba la digestión y era considerado un remedio milagroso por sus cualidades nutritivas, antitoxicas y por sus efectos curativos sobre quemaduras, eccemas y ulceras, afecciones estomacales y disentería. Médicos de la antigüedad como; Columela, Hikesios y Galeno solían recomendarlo.

Anforas de garum-Pompeya
Pero a pesar de lo repugnante que hoy nos pueda parecer, el garum, junto con los perfumes eran las sustancias más caras de todo el mundo romano y un punto importante de su producción se encontraba en Hispania. Uno de los principales puertos que la exportaban era el de Carthago Nova ,actual Cartagena. En las Islas Baleares se producía gran parte del garo que se consumía en Roma, es más, tanto la isla de Menorca como en Mallorca se especializaron en exportar esta salsa. La ciudad de Málaga y otras localidades de la Costa del Sol presentan una amplia colección de yacimientos de antiguas factorías de garum que nos demuestran la importancia que esta industria tuvo en la zona e incluso la ciudad de Gigia (precursora de Gijón), también producía y exportaba esta salsa. 

Con el desmembramiento del Imperio Romano, el garum desaparecerá poco a poco de las mesas acomodadas de toda europa. En España musulmana, su uso se mantendrá hasta mediados del siglo XV.