martes, 14 de abril de 2015

Los "nidos del águila"- los cuarteles generales de Hitler (primera parte)


Frente a la creencia popular, basada muchas veces en películas de dudoso rigor, fue muy poco el tiempo que Hitler pasó en Berlin durante la guerra. Muy al contrario, seguía el desarrollo de los acontecimientos a través de una vasta red de cuarteles generales, diseminada por toda Europa. Entre 1940 y 1945, diecinueve Cuarteles Generales serán construidos con este fin para Hitler.


Curiosamente, una vez iniciada la guerra, el primer cuartel general del Führer estuvo a bordo de un tren, el Führersonderzug Amerika (tren especial del Führer Amerika). A última hora de la tarde del 3 de septiembre de 1939, Hitler abandonaba la Cancillería del Reich de Berlin para subir a bordo del Amerika que le esperaba en una polvorienta estación de la Pomerania.  Este sería su puesto de mando durante toda la campaña polaca. Hitler llegará a Bad Pozin el 4 de Septiembre; un segundo tren, el "ten de los ministros" llegará una hora mas tarde. 

El Amerika estaba formado por entre 12 y 15 vagones, arrastrados por dos locomotoras seguidas de vagones antiaéreos acorazados equipados con ametralladoras de 20 mm; otro vagón idéntico cerraba el convoy. Tras este, el vagón de Hitler era el primero y en él había una sala de estar de una amplitud similar a la de tres compartimentos normales (equipada con una mesa oblonga con ocho sillas alrededor), un austero dormitorio y un cuarto de baño. Los cuatro restantes compartimentos del vagón de Hitler estaban destinados a sus ayudantes y servicio doméstico. 

Hilter y Ribentropp durante una parada del Amerika.Polonia septiembre 1939 
Tras él, el centro neurálgico del tren: el vagón de mando; la mitad de dicho vagón estaba ocupada por una alargada sala de juntas y la otra mitad por un centro de comunicaciones que permanecía en constante comunicación por radioteléfono y telégrafo con el OKW y los ministerios, en Berlín. En otros vagones se situaba el comedor y servicios anejos al mismo, la escolta militar del Führer, la policía, el servicio médico, servicio de prensa y visitantes. De esta forma Hitler podía contar con un medio de transporte rápido y seguro para desplazarse al Oeste, en caso de ataque de los aliados, aunque los problemas de este tipo de cuartel general pronto se pusieron en evidencia: falta de espacio, incomodidad y sobre todo falta de autonomía.  Que Vuelen Alto los Dados dedicó un artículo al Amerika, donde tratamos por extenso el tema:  Amerika, el tren de Hitler.




De los veintitrés días que permaneció en Polonia, sólo lo abandonó seis días para alojarse en un Hotel, el Kasino Hotel de Zoppot (18 al 25 de septiembre de 1939), que se alzaba frente al mar. Los hombres del RSD se alojarán en el cercano hotel Victoria. Zoppot era un acogedor hotel balneario en la bahía de Danzig donde Hitler se alojará en las habitaciones 251,252 y 253 en el segundo piso y donde recibirá a una delegación japonesa. Las reuniones de guerra tenían lugar en las habitaciones de Jodl (202 y 203). El 26 de septiembre de 1939 a las 9.30 de la mañana, el Amerika iniciaba el viaje de regreso de 8 horas a  Berlin desde un apeadero de la Pomerania. Poco después de las cinco de la tarde, hacía su entrada en la estación Anhalter de Berlin.


Aunque el Cuartel General del Führer no era solamente un centro de mando militar, personal militar específico viajaba adscrito a él, como el Mariscal de campo Keitel (con dos adjuntos) como comandante en  jefe del OKW (Oberkomando des Werhmacht o alto mando de las fuerzas armadas), o el general Alfred Jodl, comandante en jefe del  departamento de operaciones del OKW o los adjuntos del Führer para las tres ramas de las fuerzas armadas (Engel para el ejército, von Below para la Luftwaffe y Puttkamer para la Kriegsmarine), entre otros. Diariamente, desde el Amerika, Hitler visitaba el frente por medio de una caravana de coches. No obstante, al igual que sucedía en la Cancillería del Reich, el uniforme pardo del partido era dominante ya que Hitler apenas intervino en la dirección de la campaña polaca, dejando en manos del general von Brauchitsch la dirección de las operaciones sin la menor injerencia.


La seguridad del Führer mientras se encontraba en este Cuartel General móvil corría a cargo del Regimiento de Infanteía Grossdeutschland, acuartelado en Berlin, al que también pertenecía el Batallón de la Guardia de Berlín. Anticipándose al ataque sobre Polonia, el 23 de Agosto de 1939 el Frontgruppe del FHQu. Truppen (unidades del Cuartel General del frente) será movilizado aunque  la mayor parte de las unidades no tomarán posiciones hasta el 31 de agosto de 1939, alrededor de la estación de trenes de Bad Pozin, primer cuartel general del Führer donde estacionará el Amerika. La unidad estaba compuesta por el cuartel general, unidad de señales (procedente de la Escuela de Señales del ejercito en Halle), compañía de seguridad con dos pelotones de motocicletas, dos pelotones de guardias, dos unidades de artillería antiaérea (situadas en los dos coches AA del Amerika) y una sección de abastecimientos. Las tropas estaban divididas en tres secciones: 

-.Grupo de Seguridad 1 : encargado de la protección de la estación de Bad Pozin y del perímetro de seguridad exterior.
-. Grupo de Seguridad 2, en reserva
-. Grupo del Frente, con un pelotón de motocicletas, medio pelotón de reconocimiento, un pelotón de señales, medio pelotón anti tanque, pelotón de artillería antiaérea y parte de la sección de abastecimientos. Era responsable de acompañar al Führer y a los ministros del Reich en sus visitas al frente.

Pronto estas fuerzas fueron consideradas insuficientes por lo que una compañía de policía militar será agregada para la protección del perímetro exterior del Cuartel General (500 mts de radio alrededor del Cuartel General). Hitler puso al frente de esta unidad de protección al coronel Erwin Rommel, el futuro zorro del desierto, que será ascendido a Major-general el 25 de Agosto.



Pelotones de infantería del Regimiento de Infantería Grossdeutschesland protegían el tren y acordonaban el camino de Hitler del tren a los coches y viceversa. Dentro de este círculo interior formado por el cordón de los hombres del Grossdeutschesland, el RSD se hacía cargo de la seguridad más directa del Führer. Sólo los miembros del Cuartel General podían pasar a este anillo interior de seguridad y acercarse al tren, siempre acompañados por un oficial del RSD

Herman Göring, comandante en jefe de la Luftwaffe, Hans Lammers, Heinrich Himmler, Reichsführer SS y Joachin von Ribbentrop, Ministro de Asuntos Exteriores, le seguían por detrás en sus respectivos trenes personales. El Sonderzug Asia de Göring  (amueblado de una manera mucho más confortable que el austero tren especial del Führer), solía encontrarse junto a Göring en el cuartel general de la Luftwaffe, cerca de Potsdam. Ribbentrop , Lammers y Himmler compartían un tren especial, el Heinrich. 



El 5 de octubre de 1939, Hitler visitó la Varsovia conquistado donde presidió el desfile de la Victoria. Desde el aeropuerto de Varsovia hasta el lugar del desfile, camino fue cubierto con coches divididos en dos columnas. El documento muestra la estructura de la denominada "columna de líderes". Llama la atención que, junto al Führer sólo aparezcan miembros de las fuerzas armadas así como la propia escolta de Hitler. Toda la dirección del partido del Reich y el jefe de la Cancillería del Reich Lammers, el Jefe de Prensa del Reich Dietrich y Himmler se encuentra en la segunda columna.




Pronto se decidirá la construcción de tres grandes cuarteles generales en el Oeste de Alemania, conocidos por sus nombres en clave como Felsennest, Tannemberg y Alderhorst. Y junto con los cuarteles generales permanentes, se dispondrá la creación de un batallón permanente de escolta que acompañase al Führer: el Führer-Begleit-Bataillon (FBB o batallón de escolta del Führer), creado el 14 de septiembre de 1939, al mando del mayor general Rommel.



 

El FBB recibía del Führer un estatus especial el 28 de septiembre de 1939, Todos los miembros del batallón lucirán en el brazo derecho de sus uniformes las bandas de bocamanga con el lema Führerhauptquartier.

Por motivos de seguridad, en 1941 se ordenó a los miembros del batallón que llevarán la banda sólo cuando no estuviesen de servicio en el Cuartel General. De esta forma se evitaba que desde el perímetro exterior pudiese detectarse la presencia de un cuartel general del Führer. Mediante una orden del Comandante en Jefe del Ejercito del 19 de septiembre de 1940, los miembros del FBB que perteneciesen al Ejercito, deberían de llevar una banda con el lema "Grossdeutschesland" en el brazo izquierdo del uniforme.

Concluida la campaña polaca,  con vistas a la futura campaña contra Francia, en octubre de 1939 Hitler envía a Rommel al oeste en busca de una localización adecuada para el nuevo Cuartel General y junto con personal de su estado mayor, Rommel inspeccionará varias estaciones de ferrocarril. Por aquel entonces, varios miembros del personal de Hitler se encontraban inspeccionando la zona con el mismo fin: sus adjuntos Schmundt, Engel  o von Below. Fitz Todt  tenía instrucciones de modernizar la mansión Ziegenmberg, cerca de Bad Nauheim y varios bunkers serán construidos a su alrededor; las instalaciones recibieron el nombre de "A", por Adlerhorst o el nido del águila.

 

El 19 de diciembre de 1939 el SS-Standatenführer Rattenhubber emitió las ordenes correspondientes en virtud de las cuales el RSD se hacía cargo del control de la seguridad de las instalaciones: 19 agentes del RSD, 103 agentes de la policía regular y 3 gendarmes serán destacados a en Bad Nauheim, dividiendo la zona en seis distritos de seguridad.  El RSD tomará las medias habituales de seguridad alrededor del Führer y otras altas personalidades del Estado: su protección personal directa, prevención de entrada de personal no autorizado, la supervisión de todos los organismos de seguridad que operan en la zona, controles de seguridad de personal uniformado para verificar de deben llevar uniforme, supervisión de estaciones de ferrocarril y hoteles de la zona, supervisión y vigilancia de oficiales militares extranjeros y corresponsales alemanes de guerra y fotógrafos, entre otras.

Pero después de haber empleado mas de un millones de Reichmarks y de haber instalado lo último en equipos de comunicaciones, Hitler estimó que su nuevo Cuartel General era demasiado lujoso; durante la guerra, el Führer quería vivir austeramente, como sus soldados. Su reputación como líder con una forma de vida personal modesta debía mantenerse en la construcción de los Cuarteles Generales que debía utilizar en campaña.



Felsennest será el primer Cuartel General operativo del Führer. Aunque se comenzó a construir en 1939 como instalaciones para la Luftwaffe, (baterías de defensa antiaérea, dentro de la zona de defensa aérea Oeste o LVZ West) en febrero de 1940 se decidió que allí se establecería el Führerhauptquartier (FHQ) o Cuartel Gerneral del Führer. Rapidamente, la Organización Todt (OT) se puso manos a la obra y así, de la noche a la mañana, los poco mas de 150 vecinos de esta aldea verán convertido su pueblecito en una base militar, habiendo de identificarse constantemente por medio de permisos especiales.  Dos bunkers antiaéreos serán construidos para refugio de la población local en caso de ataque aéreo. 

El nuevo FHQ Estaba perfectamente camuflado en una zona rocosa en medio del bosque de Rodert (Münstereifel) a 45 km de la frontera belga y a 30 km al sur de la ciudad de Bonn. Todo el complejo fue construido por la Organización Todt en ocho meses e inmediatamente se hará cargo del complejo unidades del batallón de escolta del Führer (Führer-Begleit-Bataillons). Desde este histórico lugar, Hitler dirigió su victorioso asalto sobre Francia iniciado a las 5.35 hrs del 10 de Mayo de 1940, la “operación amarillo”. 


Führerhauptquartier Felsennest 3 de Junio de 1940
Así pues será empleado durante los primeros días de la campaña de Francia y constará de un conjunto organizado en torno a dos anillos de seguridad de unas 30 hectáreas – el anillo interior y el anillo exterior – rodeados  por una alta alambrada;  entre ambos anillos se distribuían cuatro bunkers con 250 metros cuadrados de espacio, dos blocaos fortificados y tres barracones. El punto central era una pequeña cabaña de madera no más de 9 metros cuadrados en una colina que era la sala de situación donde las conferencias más importantes tuvieron lugar.


Dentro del anillo interior,el Führer-Begleit-Bataillons velaba por la seguridad de  Hitler que contaba con un modesto bunker  (edificio “K” o K-Stand) con despacho (a) y habitación (b), así como  dos pequeñas habitaciones para Schaub y Linge (d), un baño y una cocina. El resto del bunker estaba ocupado por Keitel (e) ,Jodl,Schmundt y Brandt. Desde su habitación equipada con una modesta cama plegable, una mesa y una silla, Hitler podía oír los ruidos que hacían Keitel y Jodl en la habitación contigua. Al carecer de ventanas, el bunker contaba con un sistema de aire acondicionado.  Aquí Hitler vivirá con el entorno habitual de los generales y auxiliares de la Cancillería de Berlin. Un par más de barracones en una colina cercana, uno de los cuales albergaba un comedor completaban el conjunto. 

dormitorio de Hitler
despacho de Hilter

bunkers de la zona sur
Los bunkers fueron cubiertos por redes de camuflaje. Además del Bunker K,  destacaba otro bunker, el conocido como F (Führungsstand), que se utilizaba como sala de reuniones. El personal de operaciones de Jodl se alojaba en el pueblo y trabajaba en uno de los barracones de madera ocultos en el bosque en una zona conocida como Zona de Seguridad II. Será instalado un sistema de alarma antiaérea. 

Las conexiones telefónicas existentes en los bunkers iniciales construidos para la Luftwaffe se ampliarán con cuatro lineas telefónicas adicionales así como con dos líneas de telex, estableciéndose una conexión directa con el Alto Mando del Ejercito (OHK) que se encontraba a tan sólo 4 km de distancia, en Hülloch. El Ministro de Asuntos Exteriores, Joachim von Ribbentrop, el Reichsführer SS Heinrich Himmler y el Jefe de la Cancillería del Reich, Hans Heinrich Lammers estaban alojados en el llamado "Ministerzug Heinrich", el tren especial del Reichführer SS estacionado en Flammersfeld hasta 08 de junio 1940. El "Asia" de Göring permanecerá al sureste de Mayen cerca del túnel de Trimbs en el ferrocarril Koblenz - Polch, a unos 50 kilómetros de distancia del Felsennest. Estos dos trenes especiales fueron estaban conectados directamente  con el FHQ.




Todos los martes, en un improvisado cine situado en el pueblecito de Rodert, se proyectaba en Deutsche Wocheschau, el noticiario alemán, así como peliculas con las entretener al personal del cuartel general. El mismo Hitler asistía;  el 20 de mayo de 1940 se proyectará la famosa pelicula "Der ewige Jude" . Dado que Rommel estaba ahora al mando de la 7ª División Panzer, su sustituto al frente de FBB será el Teniente Coronel Thomas. Despues del espectacular asalto de los paracaidistas alemanes en Holanda, el Führer-Begleit-Bataillon será reforzado con con dos grupos de asalto, que serán acuartelados en Rodert ,Münstereifel, Kreuzweingarten y en el propio Cuartel General del Führer. Estas tropas contaban con ametralladoras pesadas y granadas de mano y tenían un objetivo claro: la aniquilación total de cualquier enemigo así como la prevención de penetraciones en la zona de seguridad y la defensa del perímetro exterior.

El Führer, enamorado del paisaje primaveral, gustaba de celebrar las reuniones al aire libre; llamaba a Felsennest, “mi paraíso de pájaros”. Propuso a sus colaboradores más cercanos reunirse allí una vez al año tan pronto como terminara la guerra por lo que ordenó que se conservara como monumento conmemorativo de la victoria permaneciendo intacto hasta 1944, incluso conservando pintados los nombres de los ocupantes en las puertas de sus habitaciones.

El mariscal de campo Model, al mando del Grupo de Ejercitos B, utilizará el Felsennest durante la ofensiva alemana de las Ardenas, en el invierno de 1944; será destruido por los propios alemanes en 1945 (bunkers K y F), entrando las tropas norteamericanas en el complejo el 7 de marzo de 1945. Hoy sólo se conservan unas pocas ruinas.
 




Miembros del personal del Cuartel General y edificio que ocuparon 
(http://www.derbuhlert.com/information/article/69/felsennest)















  
El 6 de Junio de 1940, Hitler llega a el “Wolfsschulucht” o la cañada del lobo, situado a unos 20 km del pequeño pueblecito de Bruly de Pesche (sur de Bélgica) no muy lejos de Sedán, para seguir el desarrollo de la operación “Rojo”, continuación de “amarillo” y segunda mitad de la campaña de Francia. Inicialmente, su nombre iba a ser  "Waldwiese".



Todos los vecinos del pueblo serán desalojados para que la Organización Todt construyese rápidamente tres barracones de madera para alojar a Hitler, un comedor y a el Estado Mayor de Jodl y modificó una iglesia para alojar al resto. El cuartel general estaba completamente dispuesto cuando Hitler llego allí ese 6 de Junio y este nunca se sintió tan seguro y cómodo allí como lo estuvo en Felsennest; nubes de mosquitos subían de la densa maleza para atormentarle. El complejo contaba con un bunker, un casino, y varias edificaciones para su guardia e invitados. Generales y oficiales se habían instalado en las pequeñas casas de la única calle de la aldea.La escuela del pueblo serviría como alojamiento para los miembros del Alto Mando.

Una de las secretarias de Hitler escribiría el 13 de Junio: “llevamos de nuevo una semana en el frente, en un pueblo abandonado. Durante las primeras noches tuve que dormir con otra chica en un sitio que anteriormente había sido una pocilga pero que había sido cubierta con maderas, a pesar de lo cual era terriblemente húmeda. Ayer los barracones quedaron a nuestra disposición, por lo que ahora volvemos a estar secas… Todas las noches gozamos de la misma representación: exactamente a las once y veinte llegan los aviones enemigos y trazan círculos sobre el pueblo (..). Los días en que no vienen el Jefe pregunta: ¿Dónde estará el aviador de nuestra oficina?.”

Por orden de Hitler, la campana de la iglesia será retirada y en su lugar, se colocará un deposito de agua que daría servicio a las instalaciones del cuartel general.

Desde aquí, Hitler partiría en automóvil el 21 de junio por las brumosas carreteras francesas al bosque de Compiègne, donde tendría lugar el acto de rendición de Francia en el viejo vagón comedor en el que el Mariscal Foch había impuesto sus condiciones a los alemanes el 11 de noviembre de 1918. El 28 de junio de 1940, a las 8.00 de la mañana, el Führer abandonaba definitivamente el Wolfsschulucht, para no volver jamas. 

Bruly de Pesche apenas ha cambiado desde 1940 y actualmente, este cuartel general permanece prácticamente intacto y constituye una interesante atracción turística.








Bruly de Pesche mayo de 1940

“Tannenberg” o Instalación T, se encontraba situado en un bosque al norte de Swarzwaldhochstrasse, cerca de Freudenstadt, en la Alsacia alemana. Contaba con dos bunkers de hormigón, uno de ellos semienterrado, siendo el resto de construcciones de madera, rodeado por altos pinos.  Sólo fue utilizado por el Führer durante una semana  a partir del 28 de junio de 1940, durante la preparación del plan “león marino”, la invasión alemana de Inglaterra y hoy en día apenas quedan de él unas pocas ruinas. Durante la estancia de Hitler aquí, llovía permanentemente por lo que mientras su estado mayor estaba absorto en la planificación de la operación León Marino, el Führer comenzó a redactar su discurso ante el Reichstag a su regreso triunfal a Berlin y también  recibirá al embajador italiano. También hizo numerosos viajes por Alsacia, visitando Estrasburgo y varios de los campos de batalla de la I Guerra Mundial. El 6 de Julio de 1940 regresaba a Berlin.

“Frühlingssturm”, o primavera tempestuosa, se encontraba enclavado en una pintoresca estación de montaña austriaca, a unos 70 km de Viena. Desde aquí, en la primavera de 1941, Hitler seguirá el desarrollo de la operación “Marita”, la invasión alemana de los Balcanes. A bordo del “Amerika”, llegará a la estación de Mönichkitchen el 2 de abril de 1941, (permaneciendo allí a lo largo de dos meses completamente al descubierto a pesar de haberse preparado un túnel cercano como refugio en caso de posibles ataques aéreos).




También pueden interesarte: